ORIENTACIONES EDUCATIVAS GENERALES AL MDTEO EN EL CONTEXTO DE EMERGENCIA DE SALUD PÚBLICA

  La constante lucha del MDTEO a lo largo de cuarenta años por la defensa de los derechos de sus agremiados, ha permitido recuperar la experiencia pedagógica sistematizada en el PTEO, una propuesta educativa que se centra en la vida y que hoy frente a la contingencia provocada por el COVID-19 manifiesta su consistencia frente a la pandemia.

  La educación es uno de los mayores retos a nivel nacional en estos momentos, se tiene claro que NO existe por la Secretarías de Educación Pública (SEP) un plan estratégico contextual frente a la pandemia del SAR-COV-2 que responda a las realidades de las comunidades y pueblos culturalmente diferenciados por su economía, territorio, etnias y políticas por mencionar algunos.

  La SEP ha planteado una estrategia de educación a distancia: transformación e innovación para México: propuesta integral frente al COVID-19. “Google por educación”. Estrategia que toma corporeidad en el programa “Aprende en casa” que tiene una estructura basada en contenidos de los libros de texto y actividades que el titular de la SEP las considera erróneamente divertidas.

  Este planteamiento está centrado en la reproducción escolarizada en donde los contenidos de aprendizaje, las tareas y las clases en línea conforman el paquete de la “innovación y transformación”. El acompañamiento de los estudiantes en casa está centrado en los padres de familia y los maestros como si fueran tiempos normales, son tiempos anormales y la SEP pone en marcha un programa sustentado en la reproducción de conocimientos. Todo parece indicar que han olvidado que en nuestro país según datos que aporta el CONEVAL en 2018, 51.2 millones de mexicanos viven en condición de pobreza; significa que a una buena cantidad de padres y madres de familia que tienen hijos en educación básica su principal preocupación es alimentar a sus hijos. Tampoco tomaron en consideración la realidad virtual, ya que “con datos del INEGI se puede decir que el 60% de los hogares mexicanos no tienen al menos una computadora y acceso a internet con ella” (ALVAREZ, 2020). Mirar la realidad con datos y registros estadísticos nos permite comprender que el programa de corte positivista “aprende en casa”, tiene grandes dificultades en su operatividad porque existen enormes desigualdades digitales y económicas.

  Ante estas realidades de intentos por mostrar una estrategia nacional, se visibiliza la crisis histórica existente en el sistema educativo nacional, se observa que el actual Modelo Educativo en construcción como los Planes y Programas de estudio quedaron rebasados ante la contingencia nacional al proponer la estrategia de educación a distancia a través de dispositivos móviles y tv, estrategia que no termina de aterrizar por la falta de acceso a la conectividad en internet y la nula o escasa accesibilidad de las familias a los recursos tecnológicos, considerando que más del 60 % de la dispersión poblacional en el territorio nacional se concentra en comunidades rurales de alta y muy alta marginación, ha de suponerse entonces que esta estrategia está dirigida a las comunidades educativas pertenecientes a las ciudades con una agresiva violación al derecho a la educación de los estudiantes de comunidades rurales al privarlos de conectividad y tecnología por la SEP, donde se visualiza  que no tienen un base sólida de enseñanza virtual y aun así se convierte en una condición educativa social para maestros, estudiantes y padres de familia.

  Esta estrategia educativa nacional agudiza por repetir patrones recurrentes de administraciones anteriores y que sin duda responden a las políticas educativas de corte internacional y empresarial, solo basta mirar las coincidencias de las políticas emergentes de América Latina en el tema educativo que solo cambian de nombre como “aprende en línea”, omitiendo la sabiduría y memoria colectiva de los maestros y comunidades al tratarlos como simples reproductores, este reconocimiento de la experiencia docente pudo haber ayudado a desarrollar acciones regionales pertinentes ante sus realidades.

  Desde este lado de la Geografía de la resistencia magisterial, sostenemos el Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO) donde plantea al Colectivo y el Proyecto educativo como base fundamental para fortalecer la vida de los estudiantes. Es la experiencia pedagógica de los colectivos escolares, comunitarios y de acompañamiento que tienen que asumir la responsabilidad para organizar las estrategias a retornar de manera unificada.

  Es importante el fortalecimiento del proceso de formación a partir de la relación del ser humano, la familia y la naturaleza, que permita acompañar la vida de los estudiantes durante y después del confinamiento, éste debe ponderar las experiencias y conocimientos de las familias y comunidad. Se orienta a partir de siguientes planteamientos:

  El confinamiento como espacio y tiempo, da la oportunidad para la observación, investigación y experimentación, aprendiendo de la naturaleza, la vida, las actividades cotidianas y las interrelaciones en la familia y la comunidad.

  • Retomar el conocimiento de las familias que hacen de la vida comunal un espacio y tiempo compartido de organización para la labor diaria, el trabajo por el bien común, el territorio donde conviven con la naturaleza y la celebración que recupera el juego, el arte y la alegría.
  • Reconocer los saberes comunitarios en torno a la emergencia de salud por el COVID-19 y otras enfermedades o al tema del interés de los estudiantes y familia.
  • La investigación como eje de la construcción de saberes, a partir de preguntas de interés, que permita ampliar los conocimientos en la inquietud y motivación del estudiante y las familias.
  • La recuperación y fortalecimiento de los saberes y conocimientos comunitarios en la práctica como: la parcela, el solar y/o el huerto que permitan aprender en la experiencia de la familia o comunidad respecto a la alimentación saludable y sustentable.
  • El fortalecimiento, registro y documentación de lo aprendido en familia, a través de; grabación de audio, escritura, fotografías y el arte expresado en la música o una obra concreta.
  • Colaboración y apoyo con las radios comunitarias para comunicar y acompañar a los estudiantes y familias a partir de spots y audios bilingües donde el contexto lo requiera.

  Lo anterior son algunos elementos a considerar por el MDTEO, tomando en cuenta la cotidianidad en la que hoy nos pone la vida. Son tiempos de reafirmar y fortalecer los vínculos comunitarios y sociales, de comprender que la escolarización virtual no está por encima de la salud física y emocional de las personas, que el conocimiento y el currículo se construye y fortalece culturalmente desde abajo, principalmente en las experiencias e interacciones familiares, donde responda a las realidades comunitarias y sociales.

  La emergencia nos está dando la oportunidad de profundizar analíticamente y fortalecer las formas de organización propia, la soberanía y sustentabilidad alimentaria, la relación con la naturaleza, la colaboración, el apoyo mutuo, el trueque, el tequio, la seguridad, la salud y trabajo colectivo entre otros.

  Estos planteamientos tienen posibilidad de concretarse al llegar a cada uno de los acompañantes pedagógicos y los pueblos de Oaxaca, recuperando la funcionalidad de la estructura sindical y pedagógica de la Sección XXII representado en sus once niveles educativos, a quienes les corresponde orientar, construir y generar los mecanismos de comunicación y seguimiento de los procesos pedagógicos de sus estudiantes y realidades comunitarias para restablecer la dialogicidad colectiva de formación entre trabajadores de la educación y padres de familia. Son momentos de acompañar y profundizar la vida y después de este, en base al enfoque pedagógico y filosófico del PTEO, reconocer que la propuesta educativa del MDTEO se sostiene en lo concreto en la acción y la experiencia, por esto se reafirma que la orientación hacia los padres y estudiantes es una ruta real y fundamentada en la experiencia y la práctica de las y los maestros establecidos en los colectivos escolares, comunitarios y de acompañamiento.

  De acuerdo al análisis crítico generado y respecto a un posible  retorno a clases se plantea que este sea de acuerdo  a las condiciones sanitarias de los municipios y/o comunidades en coordinación con los colectivos,  supervisores y jefes de sector de los niveles educativos para determinar una posible reanudación del proceso escolar, que permita tomar las decisiones para garantizar la salud (la vida) y las estrategias del procesos de formación  de los estudiantes, evitando la saturación de actividades y evaluaciones.

  A partir de lo expuesto, se comparte este primer documento con orientaciones generales, este es parte de una serie de orientaciones de la ruta educativa integral en atención a la emergencia de salud y en el marco de los procesos educativos encaminados en el PTEO.

  Finalmente, se reconoce que la educación del país después de la pandemia no será la misma, lo cual solo reafirma que estamos en el camino correcto los trabajadores de la educación de la Sección XXII.

  Compañeros(as) del MDTEO cuidarnos, sobrevivir y organizarse es resistencia en estos tiempos de contingencia, la colaboración pedagógica debe sustentarse en la fuerza del colectivo y el vínculo con la comunidad, para asegurar un retorno educativo organizado a partir de las realidades contextuales.

“La vida en sí misma es conocimiento en la formación del sujeto”

Centro De Estudios Y Desarrollo Educativo De La Sección 22 (CEDES 22)

Descargar (PDF, 2.73MB)